domingo, 7 de enero de 2018

siendo el Atlético de Madrid el principal

Quien diga que la victoria del Atlético de Madrid frente al Getafe ha sido fácil, miente como un auténtico bellaco. Ver Real Madrid vs Celta 2018 EN VIVO Los pupilos de Cholo se sobrepusieron a una actuación arbitral muy criticada por la afición rojiblanca por la expulsión de Diego Costa y fueron capaces de amarrar la victoria en el Metropolitano gracias a los fantásticos goles marcados por Ángel Correa y Diego Costa, quienes, junto a sus compañeros, dieron toda una lección de intensidad y compromiso.

En menos de quince minutos, Diego Costa y Antoine Griezmann avisaron con notable vehemencia que estaban muy vivos y que tenían muchas ganas de demostrar que son una de las parejas más temidas y goleadoras de todo el continente. Sin embargo, ambos remates se marcharon a escasos centímetros de la portería defendida por Damián Martínez. También avisó en el primer intercambio de golpes el conjunto azulón por medio de Ángel Rodríguez y Jorge Molina, la dupla getafeña, pero Jan Oblak intervino con total seguridad para atrapar los dos disparos realizados con muy poca fuerza. Fueron momentos tranquilos, de examen por ambas partes, sin aún demasiada tensión.

Conexión franco-argentina impecable

Cansado de tanto advertir, Antoine Griezmann decidió robar un fantástico balón en tres cuartos de campo para que, en un par de toques seguido de un regate endiablado, enviase entre líneas un pase sobresaliente a Ángel Correa y que éste, con una sangre fría digna de los mejores arietes del campeonato y el exterior de su bota, batiese a su compatriota argentino para hacer el primer gol del partido y estallar un tremendo grito en un Estadio Metropolitano que llenó tres cuartos de su entrada a pesar de las temperaturas rozando los cero grados y una fuerte tromba de agua. Pero esta afición todo lo puede, y Angelito les devolvió el favor.

A partir de la diana en cuestión, comenzaron los nervios en el equipo del sur de la capital y José Luis Munuera Montero no actuó, a juicio de bando local, de la mejor manera para parar tales acciones. Cada falta, por muy leve que fuese, se saldó con una cartulina amarilla, siendo el Atlético de Madrid el principal perjudicado al entrar en el juego. En consecuencia, Sime Vrsaljko, Lucas Hernández, Gabi y Antoine Griezmann fueron amonestados en la parte rojiblanca, y Francisco Portillo junto a Juan Cala en la azulona. Los nervios estaban a flor de piel y podían sentirse en el rectángulo de juego. Prueba de ello fueron las tanganas originadas junto antes de que el colegiado andaluz, pitado y abucheado por todo el feudo, señalase el entretiempo tras una primera mitad con más riñas que ocasiones.
Éxtasis del Cholo y el Mono Burgos | Atlético de Madrid
Éxtasis del Cholo y el Mono Burgos | Atlético de Madrid

Ambos entrenadores apostaron por la tranquilidad en la reanudación de la batalla y el ritmo de juego bajó considerablemente y más en comparación con la mitad anterior. Los colchoneros quisieron seguir teniendo en control de la posesión debido a que el Getafe continuó con su labor de presión alta y continua y elaboración de contraataques, pero no fue la mejor opción para llegar al campo rival ya que éstos juntaron las líneas en exceso hasta tal situación que se vieron cómodos contando con menos de un treinta por ciento de la posesión.